Independizarse, consejos para tu primera mudanza

Independizarse, consejos para tu primera mudanza

Independizarse y mudarse por primera vez de la casa familiar es para todo el mundo un paso hacia su libertad y es una de las mudanzas que con más ilusión se hace. Todo gracias a que independizarse suena a planes futurista, a tomarse la vida en sus propios manos y descubrir que puedes valerte por ti mismo sin necesidad de apelar a la familia.

¿Hasta ahora todo suena bien eso de independizarse pero te haz planteado como hacer tu primera mudanza?

La primera mudanza es un paso mas hacia la independencia. De nuestra propia experiencia sabemos de que no se trata de una mudanza colosal como cuando se muda una familia entera sino de mudar algunas cosas personales como: ropa, un ordenador, unos discos, alguna maleta y poco más, cosas que te traen recuerdos y acumulaste durante toda tu infancia. Aunque se trate de pocas cosas siempre viene bien unos consejos para tu primera mudanza.

En este articulo no te vamos a decir ni cuando ni como independizarte, solamente algunos consejos para que tu primera mudanza resulte menos complicada.

La primera pregunta que debes hacerte es: ¿me lo puedo permitir?

Todo el mundo sabe que empezar una vida por tu propia cuenta es decir independizarse no es fácil y menos en los tiempos que corren. Encontrar el sitio perfecto para vivir dependerá sobre todo de factores económicos, ya sabes comprar o alquilar, de si vas a vivir solo o con más gente. Incluso debes pensar en cosas como: a que distancia te queda del trabajo, transporte público o privado. Cuando tienes controlados estos factores te ayudarán a hacerte un presupuesto, ten en cuenta los gastos de comida, mantenimiento de la casa y la hipoteca o el alquiler.

Segundo paso es la planificación de tu primera mudanza.

Cuando ya te haz decidido y encontrado el piso donde vas a vivir empieza planificar tu mudanza. Un dato bastante importante, elige mudarte en un fin de semana y no durante la semana. Esto es importante ya que si necesitas la ayuda de un amigo puede acudir y echarte una mano con la mudanza. Es muy probable que durante la semana todos tus amigos trabajan y tienen que decirte que no pueden ayudarte.

Empaqueta todo en cajas para mudanzas y empieza con los preparativos de tu nueva vida. Vivir fuera del seno familiar lleva consigo tareas que quizás no te habías planteado hasta ahora: planchar, hacer la colada, compras, limpieza en la casa… ¡Y encima de todo no olvidar el trabajo! No te asuste… Tener la casa limpia y organizada no es difícil, simplemente es cuestión de coordinación y disciplina.

Independizarse también es pensar en uno mismo.

independizarse y vivir por tu cuenta

Seguramente en casa de tus padres nunca te faltaba fruta, carne o pescado fresco. No es necesario cambiar eso con tu emancipación. Tu primera mudanza no debe ser sinónimo de dejadez, de comer comida rápida o la que se calienta en microondas. No es una buena gastronómica para vivir solo. Debes empezar a cocinar y si no sabes Youtube puede ser una buena herramienta de aprendizaje, aunque siempre puedes decir a tu madre que te enseñe, ¿no?.

El último consejo es: “no olvides de donde vienes”.

Te vas a vivir solo o sola, comienzas nuevas rutinas, hábitos o puede ser incluso nuevas relaciones. No deberías cortar por lo sano con todo lo anterior. Seguro que tienes seres queridos que te echan de menos, se comunicativo y que tus mensajes vayan más allá de comentarios a través del mensajes. A tu madre o tu padre seguro que le gusta escuchar tu voz y que si puedes pasar una vez por semana por casa estaría genial. A casi se me olvida, evita a toda costa de ir cargado con bolsas de ropa sucia, queda muy muy mal.

Con el paso del tiempo desde tu primera mudanza irás limando esos detalles de la vida del independizado, bueno, para hablar con honestidad habría que decir que hay quienes no los consiguen nunca, pero esa es ya otra historia.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *