Consejos para hacer una mudanza y no morir en el intento

Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento

Hoy vamos a hablar de un tema bastante importante, cómo hacer una mudanza y no morir en el intento. Claro está en sentido figurado. Mudarse puede producir dolor de cabeza, en sentido figurado y literal si no tenemos cuidado.

Lo que podemos decirte por nuestra propia experiencia que levantar objetos pesados y transportarlas puede ser duro para el cuerpo. En especial si no está acostumbrado a trabajos forzados. Seguro que lo último que deseas es sufrir una lesión en medio de una mudanza.

Hacer una mudanza y no morir en el intento es una forma de hablar sobre los accidentes que puede ocurrir durante una mudanza. Nos hemos sentado y pensado en las lesiones más comunes que hemos visto y experimentado. Así como las mejores formas de evitarlas. !Echale un vistazo!

A tener en cuenta para hacer una mudanza y no morir en el intento:

  1. Evita el dolor de espalda.
  2. Cuidado para no dañarte los dedos.
  3. No sufrir cortes y rasguños.
  4. Evitar las lesiones de rodillas.
  5. No sufrir un esguince.

Hacer una mudanza sin dolor de espalda.

Ninguna parte del cuerpo siente una mudanza tanto como la espalda. Incluso las personas que están en buena forma pueden terminar con dolor de espalda en especial cuando mueven cajas y muebles. Las lesiones que pueden ocurrir al levantar objetos pesados van desde dolores musculares hasta hernias. Así que cuidado.

Cómo evitar lesiones en la espalda durante la mudanza.

Por lo general, una buena técnica hace la mayor diferencia cuando se trata de evitar lesiones en la espalda durante la mudanza. Es muy probable que hayas escuchado el viejo dicho “levanta con las rodillas, no con la espalda”. Lo que eso significa es ponerse en cuclillas para recoger las cosas del suelo en lugar de doblarte por la cintura. Una faja para manipulación de cargas también puede proporcionar soporte y ayuda a fomentar la técnica de levantamiento adecuado.

Cómo hacer una mudanza sin dolor de espalda

Es importante conocer tus límites y no levantar nada fuera de tu zona de confort. Una buena regla general, todos los objetos que pesan más de 25 kilos deberían transportar dos personas. O usar una carretilla. Si planea hacer la mayor parte del trabajo de mudanza tu mismo, es bien si dispones de varias personas para que te puedan ayudar. En especial con los objetos grandes y de forma extraña, como por ejemplo un piano.

No te pilles los dedos con la mudanza.

Con todas las cosas por el suelo y corriendo, cargando cajas y cargando cosas en los vehículos, tus manos estarán ocupadas. Los huesos rotos no son poco comunes, particularmente en las regiones de dedos y pies. Los dedos de los pies rotos son una gran preocupación, ya que solo se necesita una caja caída para causar daños bastante graves.

Cómo evitar daños en los dedos de las manos y pies en una mudanza.

Usar guantes resistentes pueden proporcionarte una protección adicional, las medidas preventivas son la mejor solución para evitar daños en las manos y los pies. Los zapatos cerrados también son imprescindibles en el día de la mudanza. Asegúrese de que siempre pueda ver hacia dónde se dirige cuando transporta muebles y cajas. Si está ayudando a alguien más a llevar un mueble grande, discuta cómo planea cogerlo, establezca un camino y decida quién tomará la iniciativa, de modo que haya menos problemas cuando estáis transportarlo.

Asegurar las cajas puede ayudar a prevenir este tipo de lesiones. Las cajas deben reforzarse en la parte inferior para que no se abran, en especial si se trata de cajas de cartón para mudanza. Además, nunca empaques una sola caja con más de 20 kilos en cosas. Es importante elegir el embalaje más adecuado para la mudanza. Una solución mejor es usar cajas de plástico para mudanza ya que son muchísimo más resistentes y no pueden abrirse por abajo.

Cortes y rasguños durante la mudanza.

Es sorprendente la cantidad de objetos afilados y bordes ásperos que hay en un hogar. Hay una gran probabilidad de que te encuentres con algunos mientras estás empacando y sacando cosas para cargarlas en la furgoneta.

Cómo evitar cortes y rasguños en las mudanzas.

Usar la ropa adecuada en el día de mudanza puede ayudar a proteger su delicada piel. Trate de mantener la mayor cantidad de su piel cubierta como sea posible. Los pantalones vaqueros son una gran opción para la mitad inferior ya que el material es resistente. También use guantes tanto como sea posible, especialmente cuando maneja vidrio o espejos.

Lesiones de rodillas en las mudanzas.

No se trabaja más articulaciones que las rodillas durante una mudanza gracias a todas las cajas que tienes que levantar. También es fácil golpearse las rodillas con los muebles mientras se mueve por el piso ya recogido y listo para cargar.

Cómo evitar las lesiones de rodilla durante la mudanza

Cómo evitar las lesiones de rodilla durante el proceso de mudanza.

Las mismas precauciones que protegen su espalda de una lesión también pueden prevenir problemas en la rodilla. Las rodilleras y las almohadillas también pueden brindarle apoyo adicional para que sus rodillas no se golpeen. Otra herramienta que salva las rodillas son las plataformas de transporte de cuatro ruedas. Llamados deslizantes de muebles. Te dan la capacidad de deslizar objetos grandes por el suelo para que no tengas que llevarlos tan lejos.

Esguince de tobillos durante la mudanza.

Tener un esguince de tobillo durante una mudanza es mucho más fácil de lo que piensas. Todo lo que se necesita es hacer un paso en falso cuando no puedes ver por donde vas.

Cómo evitar los esguinces de tobillos en nuestra mudanza.

Despeje un camino muy amplio para mover cosas dentro y fuera del hogar para reducir el riesgo de resbalones y tropezones. Usar los zapatos correctos también hace una gran diferencia. Lo mejor es usar botas de trabajo de peso medio con un buen agarre.

Si el clima es húmedo o con nieve durante las mudanzas de invierno, aumenta el riesgo de resbalones. Mantenga toallas y trapos a mano para limpiar los puntos húmedos. Tener limpio el suelo del piso proporciona una superficie de trabajo más segura al tiempo que protege el suelo. Ya que si pones un mueble pesado encima de una piedrecita lo puede rallar.

Mudanza fácil contratando empresa de mudanzas

La forma más segura de, cómo hacer una mudanza y no morir en el intento es buscar una empresa de mudanzas para que haga el trabajo por usted. De esta forma, tendrá menos cosas de qué preocuparse y en tu día de mudanza no se vera obligado hacer una visita a tu medico de cabecera.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *